Perseverancia, las ruedas de tu emprendimiento.

Una de las frases que siempre me ha parecido que resume los que es la perseverancia, es aquella que dice “Lo imposible solo tarda un poco más”.

Cuando emprendemos, nuestra visión debe centrarse en esa certeza del triunfo. Ese espíritu de creer que todo es posible, pero sin llegar a ser ilusos.
La perseverancia es esa herramienta que nos permite apostar por aquello que creemos, y seguir luchando hasta alcanzarlo.

Lo más seguro, es que conforme maduremos en el proceso de emprender, nuestros métodos varíen, el nicho de mercado cambie o se amplié y la oferta de productos y servicio crezca. Pero la visión del negocio, ese núcleo de la idea que dio origen a todo, se mantendrá solido e inmutable.

La perseverancia nos ayuda a alcanzar el éxito.

Ya hemos dicho muchas veces, que al emprender se asumen muchos riesgos, los fracasos están a la vuelta de cada esquina.

perseverancia exito
La perseverancia nos ayuda a alcanzar el éxito

Un día todo puede ir viento en popa y al otro quedar varados en medio de alta mar. Son en los momentos de necesidad, donde nuestra perseverancia se pone a prueba, donde la convicción en nosotros mismo y la idea, entra en entela de juicio.

Es en este punto, donde los grandes emprendedores se diferencian de la mayoría de personas que simplemente lo han intentado. Porque a diferencia del resto, ellos se negaron a desistir en su avance, se negaron a rendirse y por sobre todas las cosas, se dieron animo a sí mismos para levantarse una y otra vez.

Características de una persona perseverante:

1. Una fuerte determinación: Este tipo de persona se niega a rendirse, cree en sí mismo con una fe ciega. Cuentan con una gran convicción sobre sus ideales y luchan incansablemente hasta conseguirlos.

2. Contar con una férrea autodisciplina: Esta cualidad nos ayudará a seguir adelante sin importa en qué condiciones nos encontremos.

La autodisciplina, es una de las llaves del éxito. Muchos sabios han afirmado a lo largo de la historia, que más puede la insistencia, que el talento. Porque de nada sirve contar con grandes cualidades, si estas nunca se trabajan.

3. Convicción en uno mismo y en sus ideales: Antes de vender una idea, de crear una empresa o siquiera pensar en emprender. Debemos valorarnos a nosotros mismos, de estar convencidos en nuestras capacidades, en el valor de nuestros sueños y en la grandeza de las ideas que vamos a desarrollar.

La convicción fue uno de los secretos de Steve Jobs. Cuando fue despedido de Apple, este famoso emprendedor decidió empezar de nuevo y para ello decidió comprar un estudio de animación que se encontraba en quiebra, ese estudio era Pixar.

Con el tiempo y gracias a la fe que Jobs tenía en su visión de modelo de negocio, no solo salvó el estudio de animación, además creo la primera pieza de cine elaborada 100% en computadora.

Toy Story marcó record de taquillas y fue nominada a los oscares. Pero el logro más grande para el empresario, fue demostrar que su idea de los negocios era la correcta.

4. Automotivarse: No faltarán los días donde las cosas vayan realmente mal, donde las ventas simplemente no ocurran o los procesos sufran desperfectos haciendo que todo se atrase.

Como ya hemos dichos los días malos están presente en la agenda de todas las personas, sin importar si son emprendedores o no. El secreto para enfrentar esos días, es motivarse, recordar el camino recorrido, los triunfos conseguidos y sobre todo, a donde queremos llegar.

Ana Maria Gallego

Hola, soy Ana María Gallego de Alicante (España). Mi Tierra es de Mar, una Ciudad Muy Bonita y Alegre. Estoy Felizmente casada con Chus Lorenzo y tengo dos hermosos hijos llamados Jesús y Ana María.

De Funcionaria de Justicia durante 11 años a Mujer Empresaria y de Negocios en el Internet. Al poco tiempo de empezar esta nueva Aventura ya obtuve Ganancias de mi Negocio y empezaba a dominar las Técnicas del Márketing Online.

Ver todos los post

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad