La Importancia de la flexibilidad al emprender

Uno de los mayores retos que tiene un emprendedor, al momento de llevar su idea a la realidad, es gestionar el proceso con un cierto margen de flexibilidad.

Un buen emprendedor debe poseer una mente abierta, capacidad de contemplar nuevos caminos o puntos de vista y por supuesto, un conjunto de valores bien arraigados. Veamos cada una de estas características por separado.

Poseer una mente abierta. 

A veces es necesario, sobre todo, al momento de emprender. Contar con una visión mucho más amplia del camino a recorrer, vislumbrar una gama de opciones posibles y no limitarnos a unas pocas acciones o estrategias. Porque siendo sinceros, nosotros nos estamos internando en un campo desconocido, donde son más las preguntas que tenemos, que las respuestas conseguidas.

Emprender, como se ha dicho muchas veces, es un salto de fe. Podemos de igual forma fracasar o tener éxito, pero si disminuimos nuestra posibilidades, sin restringimos los márgenes de acción, lo más probable es que el proyecto no llegue a buen puerto.

Estar abierto a nuevos puntos de vista.

Otro error común que se comete al momento de emprender, es el de creer, que solamente nosotros estamos en lo correcto. Esta visión errada de nuestro ego, muchas veces, por no decir la mayoría, nos conduce hacia un error garrafal.

La verdad, es que en ocasiones nos enamoramos tanto de nuestras propias ideas, que tendemos a defenderlas hasta el final, sin darnos cuenta que las mismas, pueden ser el origen de nuestro fracaso.

Una manera inteligente de evitar este enamoramiento, es proponer una tormenta de ideas. El escuchar las opiniones de otros no solo aportan valor al proceso de generación de estrategia, sino, que también ayuda a crear un ambiente de confianza y sentido de pertenencia.

flexible para emprender
Flexibilidad para Emprender

Valores bien arraigados.

Los valores son los que nos impulsan a actuar de una u otra manera. Son nuestro motor a la hora de tomar decisiones.

Por lo general, cuando se nos pide realizar alguna tarea que va en contra de nuestros principios, tendemos a dudar o definitivamente no realizarla. Debemos procurar que los valores en los que se fundamenta nuestro proyecto guarden relación, con nuestras convicciones.

Por ejemplo, el fundador de Johnson & Johnson, fue un militar que participó en varias guerras, su historia de vida, lo llevó a dar prioridad al bienestar y la salud de mujeres y niños. Es por ello que la compañía, no solo crea productos dirigidos a estos segmentos de mercado. También, realiza varios aportes sociales en materia de salud femenina e infantil.

En conclusión, la flexibilidad nos permite tomar caminos diferentes a los que teníamos pautados en un principio. Nos ayuda a crecer como líderes y emprendedores, porque al tomar en cuenta la visión de los demás, les invitamos a comprometerse con la compañía y su futuro. Pero si a toda esta realidad le sumamos, un conjunto de valores morales bien definidos, que nos ayude a dar un propósito altruista a nuestras acciones. El éxito tocará a nuestra puerta, mucho antes de lo esperado.

¿Que piensas sobre esto que he comentado? ¿Crees que tiene sentido ser flexible en el emprendimiento? Dejame tus comentarios y comparte en las redes sociales si te gustó.

Ana Maria Gallego

Hola, soy Ana María Gallego de Alicante (España). Mi Tierra es de Mar, una Ciudad Muy Bonita y Alegre. Estoy Felizmente casada con Chus Lorenzo y tengo dos hermosos hijos llamados Jesús y Ana María.

De Funcionaria de Justicia durante 11 años a Mujer Empresaria y de Negocios en el Internet. Al poco tiempo de empezar esta nueva Aventura ya obtuve Ganancias de mi Negocio y empezaba a dominar las Técnicas del Márketing Online.

Ver todos los post

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad