El inconformismo te hace crecer

El inconformismo, es una de esas variables que las personas tienden a catalogar como algo negativo. Ser inconforme nos puede hacer ver como poco agradecidos, amargados y hasta un tanto desmotivados. En realidad este sentimiento, es el origen de todas esas sensaciones, pero son pocos los individuos que se dan cuenta de ello.

La mayoría de los emprendedores, se lanzan a perseguir sus sueños, después de haber experimentado lo que es trabajar para otros. El sentimiento de tener que realizar las mismas tareas día tras día, esperar la aprobación por parte de su superior inmediato y esa sensación de frustración de trabajar mucho y ganar poco les impulsa a crear su propio destino a pesar de la incertidumbre que ese camino plantea.

Otras tantas personas, que en porcentaje, representan al grueso de la población mundial, tienden a limitar sus sueños, a conformarse con un trabajo estable, conocido y sobre todo, un trabajo donde las decisiones importantes son tomadas por otros. En realidad, este comportamiento solo refleja un profundo temor a salir de nuestra zona de confort.

¿Qué es la zona de confort?

La zona de confort son esas áreas de nuestra vida donde nos sentimos cómodos. Ojo, esto no quiere decir que sean área buenas, solo que estamos acostumbrados a vivir dentro de ellas. Por ejemplo, la secretaría que todos los días es criticada por su jefe.

Obviamente, el que le griten a uno o lo vejen, no es algo agradable, pero de tanto cumplirse el patrón una y otra vez, la persona en este caso la secretaria, lo toma con algo normal dentro de sus funciones de trabajo. Es decir, se conforma con lo que tiene, porque aunque su jefe le grita, ella cuenta con un puesto de trabajo y un salario, “seguro”.

En el párrafo anterior quise poner la palabra seguro, entre comillas, dado que nada, absolutamente nada en la vida es seguro. Es más, Einstein los concretó todo dentro de una frase,

Lo único constante es el cambio

Nosotros somos lo que decidimos si ese cambio ocurre de adentro hacia fuera, por ejemplo si el jefe nos despide o la empresa se incendia, o asumimos la posición de los inconformes y fraguamos ese cambio por nuestra propia mano, renunciando (ver video) y yendo tras nuestros sueños.

Si elegimos la segunda opción estaremos saliendo de nuestra zona de confort, aquí es donde ocurre la magia, donde lo imposible se vuelve realidad y donde nuestras ideas se concretan. Es el punto de partida donde el inconformismo se transforma en creación y emprendimiento.

Pasos para usar el inconformismo para emprender.

1. Analizar qué nos afecta: Lo primero que debemos hacer, es ubicar cual es la verdadera razón de nuestro inconformismo. Esto nos ayuda a vislumbrar el tipo de negocio que deseamos crear y el método de trabajo que deseamos instaurar en el proyecto una vez establecido. Por ejemplo, muchos dueños de empresa descubrieron que les gusta la atención al cliente y centraron su propuesta de valor en el trato personal.

2. Cambiar la actitud: Una vez identificada la variable que nos molesta, podemos cambiar nuestra actitud hacia ella, enfocándonos en solucionarla. Aquí es donde ocurre cosas como despedir al jefe, buscar otro empleo o tomarse un año sabático. Mira estos videos antes de despedir a mi jeje y después de despedirlo

3. Ponerse en acción: Lo último es llevar la solución a la práctica, ir en pos de nuestros sueños. Y siempre tener presente, que venimos al mundo a ser felices, por lo tanto lo correcto es dedicarnos a trabajar en aquello que nos produzca pasión.

Ana Maria Gallego

Hola, soy Ana María Gallego de Alicante (España). Mi Tierra es de Mar, una Ciudad Muy Bonita y Alegre. Estoy Felizmente casada con Chus Lorenzo y tengo dos hermosos hijos llamados Jesús y Ana María.

De Funcionaria de Justicia durante 11 años a Mujer Empresaria y de Negocios en el Internet. Al poco tiempo de empezar esta nueva Aventura ya obtuve Ganancias de mi Negocio y empezaba a dominar las Técnicas del Márketing Online.

Ver todos los post

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad